La retirada de amianto es un proceso que exige la toma de unas estrictas medidas de seguridad que solo las empresas más fiables del sector podemos hacer. Se trata de un material muy frecuentemente empleado en la construcción hasta comienzos de siglo, cuando su uso fue decayendo. Actualmente está prohibida su utilización debido a ser altamente contaminante.

Para llevar nuestro trabajo a cabo con total garantía cumplimos con todos los requisitos legales exigidos en la manipulación del amianto. Y aunque en buen estado no es peligroso, el riesgo siempre está latente. Una estructura que lo contenga, cuando se daña, puede empezar a liberar sustancias tóxicas. Es entonces cuando corremos riesgo de sufrir infecciones respiratorias, asbestosis e incluso, si la exposición es prolongada, cáncer de pulmón.

Evitamos este extremo trabajando con total garantía. Instalamos los cordones de seguridad necesarios, montamos duchas para la descontaminación y pulverizamos el material para una posterior manipulación segura.

Durante el procedimiento de retirada nos aseguramos de no romper, ni siquiera rasgar, los elementos que manipulamos. Evitamos así cualquier riesgo de que las microfibras se queden en el aire.

Para una destrucción segura envolvemos los restos en sacas especiales, con un posterior transporte personalizado y delicado hasta llegar a los puntos de gestión de los residuos.

Autorizaciones para retirar amianto

Disponemos todas las autorizaciones requeridas para efectuar esta tarea:

En Ecoingenierías tenemos todas las autorizaciones necesarias

Como empresa autorizada en la retirada de amianto, conocemos a la perfección todo el proceso que esto conlleva. Así como lo necesario que es deshacerse de este peligroso material. Si tienes instalaciones en las que esté presente, contacta con nosotros y olvida las preocupaciones con los mejores profesionales.

 ¡Estamos deseando ayudarte!