El amianto (conocido coloquialmente como uralita) es uno de los componentes del fibrocemento. Este material, al que técnicamente se le denomina asbesto, fue comercializado y ampliamente utilizado en el sector de la construcción hasta el año 2002 en España.

¿Es peligrosa la uralita?

Este mineral se compone de fibras microscópicas que permanecen suspendidas en el aire durante un tiempo determinado. Estas fibras son nocivas y, al estar en el ambiente, suponen un grave riesgo para el sistema respiratorio. La principal consecuencia para la salud es la posible aparición de cáncer.

¿Cómo retirar este material?

La recogida de la uralita tiene que hacerla una empresa especializada como Ecoingenierias. A pesar de ser una pieza de pocos metros cuadrados, es imprescindible que este proceso lo lleven a cabo profesionales. La normativa establece las pautas a seguir:

1. Plan de trabajo. La primera medida a tomar es que no se podrán expandir las fibras nocivas. Estas deben eliminarse a través de sistemas de extracción y mediante embalajes cerrados.

2. Profesionales cualificados. Estos deberán conocer las propiedades de este elemento y los riesgos para la salud.

3. Evaluación de riesgo. Ningún trabajador ha de estar expuesto a una concentración de amianto superior al límite de 0,1 fibras por centímetro cúbico.

Uso del amianto

Hasta 2002, su uso era muy frecuente en todo tipo de construcciones: viviendas, escuelas, oficinas, etc.

En la actualidad, existen numerosas estructuras que continúan teniéndolo, como, por ejemplo, algunas viviendas. Además, se puede encontrar en tejados y tragaluces.

Si el amianto está presente en el edificio o en la vivienda, no hay que perder tiempo. Es fundamental contactar con Ecoingenierias por su experiencia en la retirada de este material, ya que somos una empresa referente en el sector y disponemos del permiso especial para manejar este mineral tan nocivo.